Tengo una nana para ti

No llores niño, Déjame cantarte la nana del olvido, Deja que mi canto acaricie tus heridas, ¡Escucha! Ya son lejanas las penas y alegres las lágrimas que lloraron partidas. No llores niño, Ábrele la puerta a tu destino, Mariposas majestuosas acariciarán tus mejillas agrietadas, ¡Escucha! Solo hay colores en tu horizonte borrando los grises del…

Suddenly

The sky is much more bright, Flowers bloom as they will never die, Birds sing and fly… high, high! Suddenly I just see beauty in your eyes, Kindness in your hands, joy in my heart! Suddenly calm and rush, Silence and talk, Fear and peace! You need to know, I adore you…suddenly and at last!

Él

Es la melodía del día, de la noche, continua delicia, llena de delicadeza, preciosa cadencia para los oídos. Es la melodía real de lo irreal, del infinito mundo del deseo, tan simple, tan complejo. Es la melodía de la noche, del día, del sueño desarmado y recompuesto, es abrigo y descanso de almas. Él es…

Y yo menos

El sol intenso sobre mi rostro. El rosa de las buganvillas que decora descaradamente los resecos campos que, impasibles, se burlan de mí… ¡quieren gritarme que el verano ya ha llegado! El calor no me abriga. No encuentro deleite ni consuelo. No quiero llorar pero, las lágrimas germinan las margaritas a mi paso. Me repito,…

Mirar a sus ojos

Mirar a sus ojos es comenzar a danzar la más triste de las melodías, es escuchar un violín que llora, que graba cada uno de sus acordes en tu corazón.   Mirar a sus ojos es perderse en un silencioso baile, en fatigada soledad, sin principio ni final.   Mirar a sus ojos es descubrir el…

Crying a song

You know we’ve been trying hard, it’s time to go now, let me go, but, please don’t leave my heart crying this sad song. I have already found where I belong to, now that’s time to escape and I prefer to stay. Send me far from you, but, please don’t leave my heart crying this…

Mariposas

Y en este instante, en el que la belleza de la naturaleza me acaricia, me habla, me embelesa, inocentes juegos de cortejo, alegre deseo que ante mis ojos se despliega, dos mariposas, acróbatas del amor, me hacen recordar el tiempo de malabares y de pasión que viví, viviste, y vivimos.

Luces y sombras

Hubiera sido tan fácil enamorarse de tus luces, en tus días de brillo, ¿Quién no? ¿Quién no se hubiera dejado deslumbrar y alumbrar y encender? Hubiera sido una locura de amor, sin pausas ni respiros, Con todo y con nada, A ratos y siempre. ¡Hubiera sido tan fácil! Lejanas las luces, lo realmente indeleble es…