Lléname de luz

La de los días cálidos y largos,
La del halo de las mariposas en primavera,
La del reflejo del sol sobre el río claro,
La de la montaña despejada.

De luz lléname.

La de la sonrisa de los niños del parque,
La de la dulce caricia de la mano de la abuela sobre el pelo del nieto,
La de la llama de la candela que cocina lento,
La del brillo de los ojos del que ama y habla sin decir una palabra.

Lléname de luz,
De la que ilumina un incierto mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s